Las diferentes características que posee cada uno de los rincones de Playas Doradas hacen del lugar un maravilloso destino para la pesca.

Modalidades: Pesca con carnada, pesca con mosca, pesca con señuelos, caza submarina.
Especies: pejerrey, robalo, mero, sargo, cabrilla, lisa, lenguado, pez gallo, salmon, etc.

La desembocadura del Arrollo Salado es uno de los lugares favoritos de los pescadores tanto por su belleza, como por su facil acceso y cercania a la villa. Pero sobre todo debido a que allí podremos encontrar al Pejerrey, uno de los peces más preciado por los pescadores. Si bien este se encuentra en todas las playas de Playas Doradas, en la desembocadura suelen salir los ejemplares más grandes. Allí también podemos capturar róbalos, lenguados y lisas entre otros.

A unos 700 mts. arroyo arriba, nos encontramos con un humedal bautizado por los pescadores locales como “la lagunita”. Un escenario único de la naturaleza en el que en pleamar el arroyo alcanza una profundidad de entre 5 y 7 metros, y en bajamar queda un espejo de agua absolutamente calmo y de unos 2 metros de profundidad, ideal para la práctica de pesca con mosca.

En dirección sur iremos descubriendo vastos lugares propicios para la pesca, pudiendo encontrar fondos duros (rocoso, de grandes piedras), fondos cubiertos por comunidades orgánicas y fondos blandos (arenas, piedras de poco tamaño, fango). Esta diversidad es la que permite que en un mismo lugar podramos encontrarnos con un Sargo, una Cabrilla y un Mero como podemos ver en el siguiente video: